Alta seguridad en el trabajo

Los dispositivos de extracción SOXTHERM® ofrecen la máxima seguridad de laboratorio. Todos los procesos se controlan automáticamente y se supervisan íntegramente.

 

  • La clavija de temperatura límite enchufable por separado para 135 °C, 200 °C y 300 °C, así como la temperatura máxima programable garantizan una doble seguridad. Si se supera la temperatura límite, la extracción se interrumpe automáticamente.

  • Los parámetros de seguridad centrales como temperatura, aire comprimido, agua de refrigeración y niveles de llenado de los depósitos de disolvente se controlan automáticamente.

  • Un cristal frontal de seguridad protege al operador del contacto con las superficies y disolventes calientes. El cristal se cierra y abre automáticamente cuando el programa se inicia y finaliza.

  • Todas las piezas móviles se controlan neumáticamente. Los componentes que
    conducen tensión y los cables están apantallados herméticamente contra los vapores de disolvente. No pueden generarse chispas eléctricas de conmutación y ruptura.

  • Tras la finalización del proceso de extracción, los vasos de extracción se elevan
    automáticamente del banco calefactor para impedir que el extracto resulte quemado.

  • Los vasos de extracción iluminados de cristal permiten disponer de un control
    visual permanente del proceso de extracción.

La seguridad en el laboratorio es la prioridad máxima. Los dispositivos SOXTHERM® funcionan de forma totalmente automática y están controlados por software.